De la memoria no del texto.

Quieren decir que tenía el nombre de Quijada o Quesada...por conjeturas, verosímiles, se deja entrever que se llamaba Quijana.



viernes, 24 de diciembre de 2010

Capitulo 2. I

En su Primera Salida, don Quijote sabe que de quien tiene que ocultarse es de los familiares y amigos, como si fuera un niño pillado en falta. Es parte del juego paródico. Es la dualidad entre el arrojo y el temor de DQ. Por una parte se siente un héroe, siente que es imprescindible que actúe ya, pero se echa al camino por "la puerta trasera de un corral", como si tuviera miedo de ser descubierto, e inmediatamente "le asaltó un pensamiento terrible" al recordar que no ha sido armado caballero y por lo tanto "ni podía ni debía tomar armas con ningún caballero" llegando a dudar de su cometido. No es sino su locura la que le hace seguir adelante. El viejo hidalgo sabía de lo extravagante de su decisión.
Don Quijote se echa al camino en el Campo de Montiel, una ruta real que podemos seguir, viajando junto a él en un mapa de España. Geografía concreta, a diferencia de la narrativa que parodia, por la que dará vueltas en gran parte de sus aventuras. Don Quijote es, en gran medida, una novela de viaje, de aventuras reales sobre un espacio determinado y en el pleno verano que, en estas tierras, es presidido por un sol inmisericorde que ayuda a derretir más los sesos del pobre hidalgo. Sin embargo, este espacio y este tiempo concretos adquieren un valor simbólico: el de la voluntad de trasformar el mundo por alguien que debería estar retirado en su casa según las convenciones sociales, debido a su edad y su trastorno, y que da nueva mirada a todo lo que le va sucediendo, las personas con las que se encuentra y los paisajes que ve. Porque en la locura de Don Quijote hay un doble matiz: por un lado el de un esfuerzo que debería ser el de todos pero que, por no serlo, lo convierte en extravagante; por otro, el de la trasformación del mundo real a la medida del juego literario en el que consiste que nuestro protagonista no distinga entre realidad y ficción (¿o quiera no distinguir?).

No hay comentarios:

Publicar un comentario