De la memoria no del texto.

Quieren decir que tenía el nombre de Quijada o Quesada...por conjeturas, verosímiles, se deja entrever que se llamaba Quijana.



sábado, 8 de enero de 2011

Apuntes

El Quijote es un modelo del dominio que tiene Cervantes sobre el tiempo narrativo y su uso para avanzar, detener o retroceder en la historia. Veremos ejemplos de historias pasadas relatadas por sus protagonistas en un paréntesis de la historia principal que, además, se irán engarzando con otros relatos que las completan. Veremos también historias en las que todo parece detenerse, como si el tiempo se suspendiera. Pero todas ellas están subordinadas a la magia del relato que se hace al mismo tiempo que lo lee el lector. Los diálogos nos van descubriendo la acción a la vez que a los que hablan y por eso en el Quijote se dialoga con profusión. La narración juega continuamente con el tiempo sin que parezca que pese, porque esta es otra virtud del Quijote: es una narración sin prisa, mal que le pese a muchos que arrancarían hojas del libro para terminarlo antes. Hemos llegado a un momento en el que todo se ha detenido porque al narrador se le ha acabado la obra sobre la que se basaba y, aunque pesamos el volumen y sabemos, por lo tanto, que continuará, en nuestra primera lectura nos sentimos burlados: ¿por qué meterse a narrar una historia si no se sabe cómo continúa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario