De la memoria no del texto.

Quieren decir que tenía el nombre de Quijada o Quesada...por conjeturas, verosímiles, se deja entrever que se llamaba Quijana.



lunes, 31 de enero de 2011

Cervantes. Primer novelista.

En el Prólogo de las Novelas ejemplares, afirma Cervantes ser el primero que ha novelado en español, cosa que deja un poco desconcertados a los lectores no advertidos pero con los suficientes conocimientos como para recordar títulos de narraciones en este idioma desde mucho antes del nacimiento de Cervantes.
El caso se resuelve por el contexto histórico-literario y por la definición del concepto de novela.
En español llamamos novela a todo tipo de narración que supere una extensión que haga imposible llamarla cuento (esto daría para otra entrada): aquellas en las que predomina la ficción y en las que se relatan acontecimientos reales, las fantásticas y las costumbristas, las de amor y las históricas, las largas y las breves, etc.


En otros idiomas, hay términos diferentes para diferentes tipos de narración. En español tuvimos que prescindir, por ejemplo, del término romance, que se había adjudicado a la conocida modalidad poética, cosa diferente a lo que sucedió, por ejemplo, con el mismo término en francés.
El término novela viene del italiano novella que, ya en el siglo XIV, definía indiscutiblemente una modalidad de novela breve como la encontramos en Boccaccio. Son novelas que jugaban con el género del exemplum (que, en España, llegó a su culminación con El Conde Lucanor), pero que los primeros renacentistas apartaron de la carga medieval que contenía éste, para hacerlas más libres y apropiadas a la vida urbana de los nuevos tiempos y a un pensamiento más civil y menos teológico. Este camino las hizo derivar hacia un nuevo tipo de moralización, menos ligada a principios religiosos. En algunos casos, la moralización era tan ligera que podría dar la impresión, al lector moderno, que sólo era un mero artificio para poder escribir una trama entretenida.
Esta mixtura del origen inicial de la novela y del exemplum, aun andaba en la cabeza de Cervantes cuando llamó a su colección Novelas ejemplares.
Ahora ya estamos en condiciones de comprender la afirmación de Cervantes: él fue el primero en novelar en español. Es decir, en cultivar un género de gran tradición en Italia, el de la novela breve que contiene una trama a partir de una propuesta inicial que quiere desarrollar, en poco espacio, ambiente urbano y escasos personajes, un tipo de costumbre social, un ejemplo de actuación y sus consecuencias.
No sabemos la fecha exacta de la composición de El curioso impertinente que acabamos de leer, insertado en el Quijote. Ignoramos, por lo tanto, si fue escrita antes, después o al mismo tiempo que los textos coleccionados en las Novelas ejemplares (aunque se publicaron después de la Primera parte del Quijote, se conservan manuscritos con versiones de años antes). Por lo tanto, no sabemos si El curioso impertinente fue la primera novela escrita por Cervantes, pero, al menos, sí fue la primera que imprimió. En el sentido italiano del termino, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario