De la memoria no del texto.

Quieren decir que tenía el nombre de Quijada o Quesada...por conjeturas, verosímiles, se deja entrever que se llamaba Quijana.



miércoles, 9 de febrero de 2011

Perspectivas de lectura.

Una de las formas de leer el Quijote es en clave teórico-literaria.La novela está llena de reflexiones sobre literatura (especialmente sobre novela y teatro), alusiones veladas o directas a obras y autores, controversias, perspectivas de lectura -no olvidemos que el hidalgo protagonista se nos construye desde su condición de lector-, etc. En este sentido, el Quijote es una obra plenamente moderna, puesto que la metaliteratura es uno de los puntales de la mejor literatura actual.
Sin embargo, algunos estudiosos se han entusiasmado demasiado con esta lectura, sin darse cuenta de que el Quijote es una novela llena de idas y vueltas, giros y recursos de ocultamiento del discurso. Se han hecho demasiadas lecturas planas, directas, de lo que se dice en el Quijote y se interpreta, sin más, lo que dice tal o cual personaje como la voz directa de Cervantes. Hay que tener cuidado.
El cura y el canónigo transmiten la opinión que tenía Cervantes sobre la novela y el teatro de su época. Cervantes reflexionó mucho sobre la literatura: su obra está plagada de estas cuestiones, pero el hecho de adjudicarlas a unos u otros personajes matizan lo afirmado, así como el cotejo cuidadoso con otras producciones suyas.
Cervantes no nos dejó un tratado sistemático en el que reflejara su teoría literaria, por eso debemos andar entresacando lo que dice en uno u otro lugar. De la suma de todas sus palabras debemos entenderlo partidario de una obra de arte realista, verosímil y con una fuerte tendencia costumbrista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario